Lo maInnocence (2013)cabro, lo mórbido y lo obscuro es algo que aterroriza a muchos, quizás sea debido a la cultura, a la sociedad o a creencias religiosas, demonizando lo desconocido. A mis ojos, es simplemente es algo hermoso. Según tengo uso de razón, mi interés por las cosas obscuras, macabras y raras siempre ha existido. Es parte de mi y no creo que algo lo haga cambiar.

El tener esos gustos implica que muchas mentes de pensamiento limitado o ignorantes a otras facetas de la vida humana, tengan pensamientos erróneos sobre mi persona o la de todos aquellos que tenemos gustos similares. El hecho de que muchos vean el arte macabro, mórbido o grotesco como demencia no me hace tener un desequilibrio mental. La locura es algo de lo cual todos padecemos, solo que no todos la sabemos manejar o expresar, eso es lo que nos hace individuos especiales y fuera de lo común, ya está en nosotros utilizar esa locura de manera positiva, negativa o simplemente, no descubrirla.

Al cumplir una edad en donde lo cotidiano me era aburrido, donde dejé de creer en cosas “inexistentes” y en donde la soledad ocupó gran parte de mi compañía, descubrí en mi un lado que había guardado en algún cajón de mi historia. Lo triste de una vida, lo tenebroso y lo obscuro comenzó a nacer nuevamente en mi. Hubo momentos en donde la felicidad poseía gran parte en mi, pero el obstinado destino siempre se ocupaba de nublar esas sonrisas con lágrimas y desdichas. He ahí cuando decido explotar mis sentimiento en el arte.

El perder un ser amado destroza emociones, empaña el deseo de sonreír y en ocasiones, hasta de vivir. La luz se opaca, se arrugan las emociones y las palpitaciones solo nacen por voluntad cerebral. Así, cada paso, cada palabra, cada gesto se ve obligado a nacer de forma involuntaria y un color rosado se hace más purpura, hasta llegar a un color cenizas, como si a su vez la vida te dejara ver que estás hecho polvo, pero la obstinada vida no decide cortar ese último fragmento de aliento.

Cada ser viviente, cada cada ser sintiente, comienza a ser visto de distinta manera, ves todo lo que te rodea como parte de un mundo en donde lo más preciado es eliminado, arrancado y sepultado al olvido. Ves almas en donde jamás pensaste verlas, ves dolor en donde tu eres causante de ese sentimiento y ves agonía y tragedias en donde tu eres partícipe de ello. Así comienza la “locura” de ver belleza en la oscuridad y así la muerte se convierte en mi musa y la tragedia en mi lienzo.

Advertisements